miércoles, 5 de agosto de 2015

Albert Camus fue un día interrogado por su amigo Charles Poncet: -¿qué prefieres; el fútbol o el teatro?- Camus, se dice, respondió: - El fútbol, sin dudarlo.-

Camus fue un revolucionario en la literatura del siglo XX, no sólo por sus escritos cuya profunda vena existencialista abrió las puertas a la filosofía del absurdismo que confrontaba la conciencia humana con su realidad posmoderna, sino porque fue el primero de los intelectuales en reivindicar el deporte. Murió a los 46 años, en un accidente de tránsito pero alcanzó a indicar cuáles eran los sitios en los que se sintió a gusto: “Los partidos del domingo en un estadio repleto de gente y el teatro”, lugares que amó con una pasión sin igual y que representaban los dos únicos sitios en el mundo en los que se sentía inocente.

Incluso después de obtener el mayor premio de las letras, Camus no dudaba al afirmar que si volviera a nacer y le dieran a elegir entre ser escritor o futbolista, elegiría lo segundo. “Porque, después de muchos años en que el mundo le permitió diferentes experiencias, lo que más supo, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debía al futbol”, al menos eso fue lo que el francés dijo en Lo que le debo al futbol, uno de sus muchos relatos. - See more at: http://culturacolectiva.com/albert-camus-lo-que-le-debo-al-futbol/#sthash.hrCScVCP.dpuf
Incluso después de obtener el mayor premio de las letras, Camus no dudaba al afirmar que si volviera a nacer y le dieran a elegir entre ser escritor o futbolista, elegiría lo segundo. “Porque, después de muchos años en que el mundo le permitió diferentes experiencias, lo que más supo, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debía al futbol”, al menos eso fue lo que el francés dijo en Lo que le debo al futbol, uno de sus muchos relatos. - See more at: http://culturacolectiva.com/albert-camus-lo-que-le-debo-al-futbol/#sthash.hrCScVCP.dpuf
http://4.bp.blogspot.com/-DJWD6GcWYhE/U7HUsHnkXOI/AAAAAAAAMNU/Cz2jXjK3P4M/s1600/Partita-calcio-Camus.jpgIncluso después de obtener el mayor premio de las letras, Camus no dudaba al afirmar que si volviera a nacer y le dieran a elegir entre ser escritor o deportista, elegiría lo segundo. “Porque, después de muchos años en que el mundo me ha permitido variadas experiencias, lo que más sé, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol."

Sin embargo, cualquier esperanza que Camus tuvo de dedicar su vida al deporte se desvaneció después de que contrajo Tuberculosis. No había cura para la condición en ese momento y los ataques de la enfermedad resultaron en largos y dolorosos períodos de reposo en cama. Previo a su condición,  Camus jugaba como portero para el Racing Universitaire Algerios (RUA). Informes de los partidos a menudo tenían grandes elogios para Camus, quien aseguraban jugaba con valentía y pasión.

Fue ahí, bajo los tres palos donde Camus probablemente empezó su trayetoria como filósofo y ensayista. Observando a la distancia, en la soledad de la portería, a los diecisiete años con un guante en cada mano, pensando. Suspirando.

"Pronto aprendí que la pelota nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga."
Incluso después de obtener el mayor premio de las letras, Camus no dudaba al afirmar que si volviera a nacer y le dieran a elegir entre ser escritor o futbolista, elegiría lo segundo. “Porque, después de muchos años en que el mundo le permitió diferentes experiencias, lo que más supo, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debía al futbol”, al menos eso fue lo que el francés dijo en Lo que le debo al futbol, uno de sus muchos relatos. - See more at: http://culturacolectiva.com/albert-camus-lo-que-le-debo-al-futbol/#sthash.hrCScVCP.dpuf