jueves, 30 de julio de 2015

Jeff Bridges ha documentado desde los años 80 cada set de rodaje que ha pisado con su cámara panorámica Widelux F8. Esta cámara superpanorámica de 140º, captura fotografías a través de un carrete de 35mm, que en el caso de Bridges, es uno blanco y negro.

Posiblemente lo que más llama la atención de estas fotografías no es solo el buen gusto con el que están hechas, sino a que son fotografías íntimas y cotidianas tomadas desde el corazón de Hollywood. Grandes superproducciones de decenas de millones de dólares se documentan a través de fotografías que rara vez ven la luz, y sin embargo estas imágenes de Bridges nos transmiten una sensación de naturalidad que nos extraña y nos interesa.