domingo, 15 de febrero de 2015

Estudio Pupiripapi estuvo detrás de la videomemoria de Yo Sé Que Tu Padre No Entiende Mi Lenguaje Modelno, exposición que propone mostrar algunas de las prácticas de artistas que pertenecen a una generación que nació después del temblor de 1985, fecha que funciona como un marcador histórico en medida que el evento tuvo grandes repercusiones en la vida política y social del país. 

La exhibición, compuesta por artistas como Alicia Medina, Julián Madero, Cecilia Barreto, Omar Vega Macotela, Noé Martínez, María Sosa, Gabriel Cazares, Chantal Peñalosa, Jazael Olguín Zapata, Juan Caloca, Víctor del Moral Rivera, Yollotl Manuel Gómez-Alvarado, Emiliano Rocha Minter, Leslie García y Cinthia Mendoça aborda una multiplicidad de temas, situación que obedece al hecho de que no se realizó una curaduría temática, ni tampoco se buscó hacer un mapeo exhaustivo de la producción de esta generación, sino un ejercicio de diálogo espontáneo con la variedad de reflexiones que detonan las obras que la conforman. De este modo, las obras que integran la muestra, así como la variedad en las condiciones de producción deben ser apreciadas desde esta perspectiva de indagación que arroja resultados diversos en cada caso a través del trabajo con medios como la pintura, la escultura, el video, la acción, el archivo pero también mediante proyectos a largo plazo que involucran cruces disciplinarios.

La muestra por una parte, busca evidenciar el hecho de que cada vez hay más artistas interesados en explorar críticamente los cambios que han acontecido en el país y que lo han transformado, para bien o para mal, en el México que hoy conocemos, y es en ese sentido, que logra dar cuenta de un cambio y por otra, busca ser una puesta en escena generacional que da cuenta de que los cuerpos, los lugares, los sentidos, los lenguajes, los tiempos y los espacios se han ido alterando considerablemente en los últimos años. Cada una de las obras permiten ver cómo algunos artistas contemporáneos conciben su realidad y su contexto específico. Su actitud y su producción responde a un cambio significativo de dicho contexto, al menos en los últimos 15 años, tanto a nivel social como en la esfera artística en México, situación que conlleva el que estas obras, sean de algún modo, la evidencia de una persistencia crítica en torno al espacio social-territorial y al tiempo actual.

 
La exposición estará disponible hasta el 22 de febrero de 2015 en la Sala 7 del Museo Universitario de Arte Contemporáneo.